sábado, 7 de noviembre de 2015

Versos de nube y viento



Sólo cuando descendí del colectivo advertí que el barrio en absolutas tinieblas estaba.

–¿Pateamos? –dijo mi padre a mi tío.

Y caminamos en las sombras.

El hombre busca la luz por una razón.

Los árboles parecen más grandes. Las casas parecen más temibles. Y la oscuridad parece tener más secretos.

Guían a los ojos temerosos las estrellas azules. Y los de agotadas fuerzas a su hogar retornan. Y aunque dejen de existir los poetas, y aunque esta tierra no siga siendo la misma, el cielo escribe versos de nube y viento.

Sólo hay que aprender a leer.

2 comentarios:

  1. Hola! La verdad es que me gustó mucho este poema, pienso que en unas pocas palabras se puede expresar algo tan lindo como esto.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mel, por tu comentario. Y gracias por leerme. ^_^

      Eliminar