viernes, 1 de septiembre de 2017

Reseña: “La Torre Oscura I - El pistolero”, de Stephen King

“El hombre de negro huía a través del desierto, y el pistolero iba en pos de él.”

Quiero hablar de La Torre Oscura. Quiero hablar de tus ansias por ver la peli y leer el libro. Primera decepción: la novela no tiene el nivel de acción que nos vendió el trailer del filme. El pistolero, el título que encabeza la monumental saga escrita por Stephen King, tiene una narrativa lenta, enigmática y muy WTF?! Es una novela muy introductoria que de introductorio no tiene nada porque tampoco nos larga mucha data. La historia comienza in media res, con un tipo persiguiendo a otro tipo por razones que todavía desconocemos.

El perseguidor: un pistolero llamado Roland Deschain.

El perseguido: una extraña figura llamada el Hombre de Negro.

A partir de esta situación inicial arranca una saga extraordinaria de ocho libros cuyo argumento principal tiene sus altibajos. No lo voy a negar. Tampoco quiero desanimarlos. La Torre Oscura tiene un gran potencial narrativo, literario y simbólico. Pero hay que tener paciencia cuando se trata de King. Por varias razones.

Primero, porque él interconecta todos sus libros en un mismo universo. O sea que siempre hay referencias, obvias o veladas, a su propia producción textual. Segundo, el Maestro del Terror mezcla un montón de géneros literarios en esta serie: principalmente fantasía, ciencia ficción y western. Hay momentos en los que no sabemos dónde vamos a estar parados o por qué de pronto un elemento extraño aparece en el lugar menos pensado. Si tenés ganas de empezar la saga, armate de paciencia y de mucha fuerza de voluntad.

El pistolero es un libro breve. Originalmente, los cinco capítulos que lo conforman eran relatos que habían sido publicados por separado. La lectura en sí misma es ágil, poco dificultosa.

Peeeeero...

Si pensás que el narrador responderá a todas tus preguntas en un solo libro, estás muy equivocado.

Los flashbacks intercalados en la trama nos permiten echarle un vistazo al pasado de Roland y hacernos una idea de dónde viene, cómo era el mundo en el cual nació creció, cómo era exactamente la sociedad a la que pertenecía. Algo hizo que las cosas cambiaran... mucho. Este algo es lo que hace que el pistolero inicie su larga travesía hacia el lugar que da nombre a los libros. Esto, creo, es todo lo que necesitan saber.

¿Hay acción? Sí, algo. ¿Momentos dramáticos? Uff, si los hay. ¿Misterio? Muchísimo. ¿Y qué pensás del final? Esteee... Esta línea está imposibilitada para ayudarle. Ni muy muy, ni tan tan. Y eso es todo lo que voy a decir.


El pistolero es un libro que funciona como preámbulo a la verdadera acción que se concentra en la parte central de la saga, presentándonos a uno de los personajes más emblemáticos de la mitología literaria de King. Léanlo sin pretensiones iniciales y sin expectativas altas. Si se enganchan, les aseguro que lo que vendrá después será una aventura inolvidable. Ni más, ni menos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario